Senderismo en Noruega: La Ruta de la Reina

La Ruta de la Reina, también conocida como “The Queen’s Route” o “Dronningruta” en Noruego, es una ruta a pie entre Nyksund y Stø de unos 15 kilómetros de longitud, en el archipiélago de Vesterålen. Se le dio este nombre después de que la reina Sonia de Noruega visitara el lugar y quedara enamorada de él.

Mapa Ruta de la Reina.

Mapa Ruta de la Reina.

Antes de realizar la ruta y con el fin de recibir más información, nos pasamos por la oficina de turismo de Sortland (Kjøpmannsgata 2), a una hora en coche tanto de Nyksund como de Stø. Allí disponen de un folleto informativo gratuito con datos y recomendaciones sobre la ruta. Preguntamos por el tiempo que suele llevar completarla y nos comentaron que dependiendo de la experiencia se puede tardar entre cinco y ocho horas. Sobre la dificultad, nos informaron de que la hacían niños desde seis años hasta personas de unos setenta. Cuando nos dijeron eso, pensamos: “¡Bah, esto está chupado incluso para nosotros!”. No quiero adelantarme y contaros detalles de la ruta, pero os aseguro que cuando estaba allí arriba subiendo por un camino estrecho, lleno de raíces y ramas, no podía dejar de imaginar a mi abuela de setenta años rodando ladera abajo…

En la imagen anterior, la ruta está definida por la línea roja continua. Hay dos formas de realizarla, todo depende de lo en forma que estéis o del tiempo que queráis dedicar. La primera opción, u opción difícil, es hacer el círculo completo, empezando por Nyksund y recorriendo la parte alta hasta Stø para después volver bordeando la costa. La segunda opción, algo más sencilla, es hacer tanto el camino de ida como de vuelta junto al mar. El motivo por el que la mayoría de la gente lo empieza desde Nyksund es porque comienzas por la parte más difícil (más elevada) para luego continuar por una zona mas llana.

Consejos antes de empezar

  • Lleva comida y agua. No hay ningún lugar en el recorrido para rellenar agua.
  • Es necesario que lleves unas buenas botas de montaña, a ser posible impermeables (recuerda, esto es Noruega, todo está lleno de agua y humedad).
  • Utiliza ropa adecuada y cómoda. A ser posible, añade un cortavientos.
  • Lleva algo de ropa de abrigo extra ya que el tiempo puede cambiar rápidamente (repetimos, ¡esto es Noruega!).
  • Cuida tu piel y utiliza protección solar si es necesario.
  • No olvides tus bastones de senderismo.
  • Si te gusta la fotografía, no os olvides la cámara.

Nuestra experiencia

Nuestra idea inicial era hacer el circuito completo, aunque por error nos confundimos e hicimos la ruta “fácil” (¡menos mal!): es decir, fuimos por la costa tanto a la ida como a la vuelta. Aun así, tardamos unas ocho horas en completarla. He de reconocer que nuestra forma física no es la más adecuada y que no estamos acostumbrados a hacer rutas tan largas, pero no olvidéis lo que nos dijeron en la oficina de turismo. Total, que comenzamos la ruta en Nyksund, con el primer tramo que asciende hasta unos 300 metros sobre el nivel del mar. Tal y como habíamos leído, las vistas según avanzas son espectaculares. Todo el camino estaba bien indicado y constantemente veréis señales rojas en forma de T pintadas sobre las rocas o árboles, no tiene pérdida.

Marca de indicación de camino de la Ruta de la Reina

Marca de indicación de camino de la Ruta de la Reina

La subida fue bastante dura, no solo por el esfuerzo físico, también por el propio sendero. Como comentaba al principio, el camino es bastante estrecho y hay que ir con cuidado para no tropezar con raíces o engancharse con ramas.

Paisaje Ruta de la Reina

Paisaje Ruta de la Reina

Cuando después de dos horas llegamos exhaustos a lo que creíamos era la cima (ilusos de nosotros), nos encontramos con la señal de más abajo. Pues bien, aquí es donde debéis tomar la decisión de continuar por Kjølen-Stø, es decir, seguir por la zona de montaña (ruta “difícil”), o continuar hacia Stø para realizar la ruta por la costa (ruta “fácil”). Recuerda que si elijes esta última, tanto el camino de ida como el de vuelta será el mismo.

Indicaciones Ruta de la Reina

Indicaciones Ruta de la Reina

Como comentaba al principio, por error seguimos la señal donde solo ponía Stø, por lo que a partir de aquí comenzamos a descender. Una vez abajo del todo, nos encontramos con una caseta que parecía de uso privado y un pequeño banco para descansar. Todo el camino discurre junto al mar y los paisajes aunque no son tan espectaculares no tienen nada que envidiar a los de montaña. Cuando llevábamos la mitad de distancia recorrida, nos encontramos con una especie de refugio. Disponía de una zona para sentarse o tumbarse, una hoguera e incluso un buzón con una libreta de registro. En la libreta cada persona que había pasado escribía la fecha y su nombre y así lo hicimos nosotros también.

Refugio Ruta de la Reina

Refugio Ruta de la Reina

Ya casi llegando a Stø os encontraréis con una pequeña cala de arena blanca. Es una pena que el agua del mar de Noruega no sean precisamente famoso por su calidez porque apetecía darse un buen baño para relajar los músculos. Finalmente, tras otro pequeño tramo llegamos a Stø. Al llegar, lo primero que veréis es una zona de caravanas con un merendero. Nosotros después de tres horas y media de caminata decidimos sentarnos a comer y descansar allí mismo. Si os véis con fuerzas, supongo que podéis dar un paseo por el pueblo, aunque no leímos que hubiera nada especial para ver por allí.

En el folleto de información también leímos que existe la opción de realizar el camino de vuelta en barco por 100 NOK por persona, aunque con un mínimo de 400 NOK por viaje. Para ello, hay que ponerse en contacto con Holmvik Brygge en Nyksund o con Stø Bobilcamp en Stø. Creo que puede ser una buena opción si vais con un grupo de gente que no esté acostumbrada a hacer caminatas largas.

Después de reponer fuerzas, tomamos el mismo camino para regresar. Como anécdota, he de decir que vimos a un chico rubio con aspecto noruego que nos adelantó corriendo y brincando por el sendero a toda velocidad. Nos sorprendió bastante, aunque a partir de ese momento comprendimos por qué nos dijeron que la ruta podían hacerla personas de hasta 70 años. Personas noruegas, se les olvidó añadir.

Vistas desde la Ruta de la Reina

Vistas desde la Ruta de la Reina

Como consejo final, no olvidéis la ropa de abrigo. Cuando estábamos casi al final, deseosos de llegar a nuestro coche, empezaron a llegar nubes bajas y la temperatura descendió de golpe considerablemente. La visibilidad durante ese rato también fue muy reducida, pero por suerte la señalización es bastante buena y además ya conocíamos el camino.

Para concluir, hay que decir que, a pesar de todo, nos gustó mucho dedicar un día para realizar la excursión. Aunque fue bastante duro, al final resultó muy gratificante. Nosotros también nos enamoramos de los paisajes que nos ofreció la naturaleza noruega. Eso sí, creemos que no es muy recomendable para niños pequeños, al menos si no tienen mucha práctica en caminatas similares. Puede ser algo dura para ellos y, además, un adulto tendría que ir constantemente pendiente. Si alguno os animáis a hacerla nos encantaría que nos contarais vuestra experiencia.

One Reply to “Senderismo en Noruega: La Ruta de la Reina”

  1. Pingback: Ruta en la Sierra de Gredos: Senda Laguna Grande - El Siguiente Viaje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *