Bañarse en el Mar Muerto

Si viajas a la zona de Israel o Jordania, bañarse en el Mar Muerto es una parada que no puedes perderte. La gran salinidad de este lago hace que ningún ser vivo pueda habitarlo pero también provoca que su densidad sea muy elevada en comparación con el agua del mar. Esta mayor densidad proporciona el empuje suficiente para que al bañarnos en el Mar Muerto sea casi imposible hundirse. La sensación de estar tumbado y flotar con tanta fuerza es única y extraña, incluso es posible mantenerse en posición erguida y hundirse poco más de medio cuerpo. Otra característica muy Continuar Leyendo →